Radiadores murales a gas

Las ventajas de los radiadores murales a gas es que son de fácil instalación y te permiten en un futuro aumentar el número de radiadores sin ningún tipo de problema.Gracias a su sistema, cada uno de los radiadores instalados se puede controlar independientemente y mantener sólo activos aquellos que se vayan a utilizar.

Algunas de las muchas ventajas que ofrecen los radiadores murales a gas son el control termostático integrado, el bajo consumo y su fácil instalación.

Como podréis observar dentro de las dos marcas que instalamos,  hay diversos modelos de radiadores murales a gas. Entre ellos están los que no tienen ni encendido electrónico, ni ventilador ni tiro forzado de forma que no necesitan tener alimentación eléctrica, sino que únicamente es suficiente que estén alimentados con un tubo de gas y el kit de salida de humos. Por otro lado se encuentran los que tienen ventilador para ayudar a impulsar los humos al exterior, y tienen encendido electrónico.

A la hora de instalar radiadores murales se tendrá que tener en cuenta que en la gran mayoría de casos es necesario modificar la salida de humos, realizando un nuevo agujero, ya que las salidas de humos de los modelos actuales no coinciden con las antiguas.

Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros.