Entradas

Crisis. Con esta palabra tan de moda hoy en día agrupamos tres conceptos profundamente entrelazados:

  • Crisis económica.
  • Crisis ambiental.
  • Crisis energética.

Ahora más que nunca, se tiene que tener en cuenta que el ahorro energético comporta una reducción de nuestros gastos mensuales con las diferentes compañías suministradoras/ comercializadoras, así como la disminución de los cada vez más escasos recursos energéticos (gas, gas-oil, electricidad…) y la protección del medio ambiente.

¿Cómo conseguir el ahorro energético?

Des de su fundación, para JAG Alcaide siempre ha primado el estudio de las necesidades de sus clientes.

La instalación de una calefacción comporta el estudio de las necesidades caloríficas que necesita el hogar en cuestión. Un buen cálculo del número de elementos que tienen que tener los radiadores en cada estancia, así como su ubicación, garantizan la comodidad del ambiente. El suelo radiante por agua es otra opción de emisión de calor para el hogar. Las principales ventajas de este sistema son el confort que proporciona (La emisión calorífica nace en los pies de las personas), el ahorro en combustible (Aproximadamente de un 20%) y la ausencia de tubos y radiadores (Instalación invisible).

Instalación Suelo radiante

Instalación Suelo radiante

Un termostato programador nos ayudará a mantener la temperatura adecuada y ahorrar el consumo innecesario de gas. Y por último, la caldera. Las nuevas calderas de condensación nos garantizan un rendimiento superior que las calderas convencionales (Hasta un 111%), un ahorro en la factura del gas y  la mejora ambiental gracias a la baja emisión de CO₂ a la atmosfera.

Caldera de condensación

Caldera de condensación Junkers

Los últimos aires acondicionados con la tecnología Inverter reducen el consumo eléctrico habitual de los últimos equipos de climatización debido a que el consumo eléctrico se modula en función de las necesidades térmicas del local a calentar o enfriar. El rendimiento de estos aparatos es muy elevado si tenemos en cuenta que por cada unidad eléctrica consumida (1kW) el aparato nos proporciona 3 unidades de frio o calor (3kW). Substituir la estufa eléctrica por un Split inverter produce un buen ahorro en la factura eléctrica y a la vez nos proporciona aire climatizado durante el verano.

Aire Acondicionado Excellence

Aire Acondicionado Junkers Excellence

La implantación de las lámparas de bajo consumo reduce el 80% del consumo eléctrico y las emisiones contaminantes de CO₂ a la atmosfera. Una lámpara incandescente tradicional consume el 80% de su energía en emitir calor y el restante 20% en luminosidad. Con esta proporción se explica que una lámpara de bajo consumo de 18-20W equivale a una tradicional de 100W. En contrapartida las luminarias de bajo consumo no son recomendables en lugares donde la acción de encendido y apagado sea un hecho constante (Escaleras comunitarias, pasillos, etc) y si en lugares donde se mantenga la luz permanente durante varias horas.

La opción que recomendamos es la iluminación por LEDs. Los LEDs son dispositivos semiconductores que transforman directamente la corriente eléctrica en luminosidad. Tienen una vida útil de unas 45000 horas y consumen un 80% menos que la bombilla incandescente.

LED de alta potencia

LED de alta potencia

Instalamos electrodomésticos de clase A. Elegir y utilizarlos correctamente mejora nuestro confort, ahorra dinero y disminuye el impacto ambiental. La etiqueta energética –la cual es obligatoria en neveras, congeladores, lavadoras, secadoras, lavaplatos, hornos y aparatos de aire acondicionado- identificativa de los aparatos, nos informa de los valores de consumo de energía y eficiencia del aparato. Así por ejemplo, una lavadora de clase A puede consumir un 40% menos de energía que una de clase D. Esto equivale a un ahorro, durante su vida útil, de unos 200€ en la factura eléctrica y unos 3500 litros menos de consumo de agua.

Apostamos por las energías renovables y en concreto por la energía solar térmica. Este sistema energético, limpio y rico, nos permite combatir la crisis energética , aprovechar el Sol durante todo el año para abastecer nuestras necesidades de agua caliente sanitaria y dar apoyo al sistema de calefacción, maximizando el rendimiento y ahorro de energía. Un sistema correctamente planificado puede llegar a ahorra un 70% de la energía que se gasta habitualmente para calentar agua en nuestro hogar.

Placa Solar

Instalación placas solares

Nos preocupamos también de la retirada de los aparatos y elementos substituidos para su posterior reciclaje mediante un gestor de residuos autorizado por la Generalitat.

La eficiencia energética se puede definir como la reducción del consumo energético sin disminuir el confort del usuario. De este modo se consigue reducir costes energéticos y promover sostenibilidad económica, política y ambiental. Esta práctica consigue a la vez proteger el medio ambiente y concienciar a los ciudadanos de la importancia de un consumo energético sostenible.

La modificación de los hábitos de consumo diarios puede llevar a un ahorro considerable de energía. Es importante entender que en muchas ocasiones hay una gran diferencia entre el consumo de energía real y el necesitado. En la mayoría de casos, la elección de un electrodoméstico de bajo consumo (por ejemplo los nuevos aires acondicionados Junkers, que dan una importancia crucial a la eficiencia energética) o una racionalización en el uso de la calefacción pueden ser puntos clave para obtener un menor consumo energético sin perder confort o bienestar.

Algunas de las recomendaciones más importantes para reducir el consumo son:

  • Adquirir electrodomésticos de clase A, que pueden llegar a consumir un 55% menos que un electrodoméstico de clase media.

  • Instalación de bombillas LED, que duran alrededor de 50 años, tienen un consumo bajo y son el futuro de la eficiencia energética en el ámbito de la iluminación. La instalación de LEDs nos ayudará a disminuir considerablemente el 20% del consumo doméstico asociado a la iluminación.

  • El 46% del consumo energético de una vivienda tiene que ver con la calefacción (aumenta a un 60% si incluimos el agua caliente). La instalación de una caldera de clase A nos ayudará a reducir este consumo de forma notable.

Además es importante mencionar que desde el 1 de Junio, según el decreto RD 235/2013 será necesario un certificado de eficiencia energética en el momento de vender o alquilar edificios o unidades de estos.

Como conseguir eficiencia energética

CRISIS. Con esta palabra tan de moda hoy en día podemos agrupar tres conceptos profundamente ligados por los que deberíamos ahorrar energía:

  • Crisis económica
  • Crisis ambiental
  • Crisis energética

Ahora más que nunca, es necesario tener en cuenta que el ahorro energético comporta una reducción de nuestros gastos mensuales  con las diferentes compañías. Suministradores/ comercializadores, así  como el alivio de los menguantes recursos energéticos (gas, gasóleo, electricidad..) y la protección del medio ambiente.

¿Cómo se consigue el ahorro energético?

Desde que fundamos JAG Alcaide SL  siempre hemos tenido como prioridad el estudio exhaustivo de las necesidades de nuestros clientes.

La instalación de una calefacción lleva consigo el estudio de las necesidades caloríficas que necesita la vivienda. Un buen cálculo del nombre de los elementos que han de tener los radiadores en cada estancia, así como su ubicación, garantizan la comodidad del ambiente.

Energía solar radianteSOL RADIANTE

El sol radiante es otra opción de emisión de calor en el hogar. Las principales ventajas de este sistema son el confort que proporciona (la emisión calorífica está al servicio de las personas), el ahorro de combustible (aproximadamente un 20% y la invisibilidad de tubos y radiadores (instalación invisible). Un termostato programador nos ayudará a mantener la temperatura adecuada y ahorrar el consumo innecesario de gas. Por último, la caldera. Las nuevas calderas de condensación nos garantizan un rendimiento superior que las calderas convencionales, lo que supone un ahorro en las facturas de gas y la mejora ambiental gracias a la baja emisión de CO₂ a la atmósfera.

NUEVOS AIRES ACONDICIONADOS

Los últimos aires acondicionados con la tecnología Inverter reducen el consumo eléctrico habitual de los antiguos equipos de climatización porque el consumo eléctrico se modula en función de las necesidades térmicas del local que se tiene que enfriar o calentar. El rendimiento de estos aparatos es muy elevado si tenemos en cuenta que por una unidad eléctrica consumida (1KW) el aparato nos proporciona 3 unidades de frio y claro ( 3Kw). Sustituir la estufa eléctrica por un Split Inverter produce un gran ahorro en la factura eléctrica proporcionándonos aire acondicionado en verano.

Bombillas de bajo consumo BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO

La implantación de bombillas de bajo consumo reduce el 80% del consumo eléctrico y las emisiones contaminantes de CO₂ a la atmósfera.

Una bombilla incandescente tradicional  consume el 80% de su energía en emitir calor y el 80% restante en proporcionar luminosidad. Con esta proporción se explica que una bombilla de bajo consumo de 18-20W equivale a una tradicional de 100W. En contrapartida, las bombillas de bajo consumo no son recomendables si las acciones de encendido y apagado son constantes (escaleras comunitarias, pasillos…etc.) y sin embargo son recomendables en lugares donde se mantenga la luz encendida durante horas.

ELECTRODOMÉSTICOS DE CLASE A.

Instalamos electrodomésticos clase A. Elegir y utilizarlos correctamente mejora nuestro confort, nos hace ahorrar dinero y disminuye el impacto ambienta.

La etiqueta energética, la cual es obligatoria en las neveras, congeladores, lavadoras, secadoras, lavavajillas, hornos y aparatos de aire acondicionado, identifica los aparatos. De esta manera por ejemplo, una lavadora de clase A puede consumir un 40% menos de energía que una de clase D, lo que equivale a un ahorro de la vida útil, de unos 200€ en la factura eléctrica u unos 3500 litros menos de consumo de agua.

ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

Apostamos por las energías renovables y en concreto por la energía solar térmica. Este sistema energético, limpio y rico, nos permite aprovechar el sol durante todo el año para abastecer nuestras necesidades de agua caliente sanitaria y apoyar el sistema de calefacción, maximizando el rendimiento y el ahorro de energía. Un sistema correctamente planificado puede llegar a hacernos ahorrar un 70% de de energía que se gasta habitualmente para calentar el agua caliente de nuestro hogar.